jueves, 21 de mayo de 2009

GREENPEACE DENUNCIA EL INTENTO PRORROGAR EL PERMISO A LA CENTRAL NUCLEAR DE IBERDROLA EN GAROÑA

2 de febrero de 2009

25 activistas de Greenpeace serán juzgados mañana en Villarcayo (Burgos) por protestar a favor del cierre inmediato de la central

Esta mañana, durante la rueda de prensa celebrada en Vitoria, Greenpeace ha denunciado el intento de Nuclenor de realizar una recarga de combustible de uranio en la central nuclear de Garoña (Burgos) en las próximas semanas. Puesto que la duración de ese combustible es de dos años, la central forzaría así la concesión de una nueva prórroga por parte del Gobierno. El permiso de explotación de esta obsoleta instalación atómica finaliza el 5 de julio de 2009.

"El presidente Zapatero no puede consentir estas maniobras encubiertas de la industria nuclear y debería anunciar, sin más demora, la decisión del Gobierno del cierre definitivo de Garoña de 2009", ha declarado Juan López de Uralde, director Ejecutivo de Greenpeace.

"No hay ningún motivo económico, ni energético, ni medioambiental ni social al que el Gobierno pueda agarrarse para incumplir su compromiso de cerrar Garoña y las demás nucleares", ha declarado Carlos Bravo, responsable de la campaña Nuclear de Greenpeace

En el marco de las próximas elecciones en Euskadi, Greenpeace va a iniciar una serie de contactos con los partidos vascos para pedirles que se pronuncien de forma clara a favor del cierre definitivo de la central en julio 2009.

Mañana, martes día 3 de febrero a las 10:30, en los Juzgados de Villarcayo (Burgos), 25 activistas de Greenpeace serán juzgados por realizar, el pasado 20 de noviembre, una protesta pacífica en la central de Garoña. Con ella exigieron al Gobierno socialista el cumplimiento de su compromiso de cierre de las centrales nucleares y el cierre inmediato de la instalación. En la madrugada de aquel día, 60 activistas lograron instalar un contenedor de resistencia en la entrada principal de la central.

La contribución energética de Garoña es marginal y está sobradamente compensada por la aportación de las energías renovables. En 2007 su aportación al sistema eléctrico fue tan solo de de 3.478 Gigavatios-hora (Gwh), lo que supone un 1,28% sobre el total de generación neta de electricidad de ese año (que fue de 271.372 Gwh).

Ese mismo año la contribución de las energías renovables fue de 62.081 Gwh, un 9,61% (5.969 GWh) superior a la del año anterior. Simplemente esos 5.969 Gwh de incremento de la producción de electricidad renovable en 2007 con respecto al 2006 suponen casi el doble de la aportación anual de Garoña.