martes, 21 de julio de 2015

Una decena de ciclos combinados cerrarán de forma temporal por no cubrir costes

Ciclo combinado de Soto de Ribera, que seguirá operativo. miki lópezDespués de haber llenado la geografía española de centrales de ciclo combinado y querer todavía más, de forma que han tenido que cargarse formas de producción energética que no estaba bajo su control (fotovoltaica) ahora tanto las grandes energéticas como el gobierno se plantea un sistema de hibernación. Iberdrola fue una de las impulsoras de los ciclo combinados.
El sobredimensionado parque español de centrales de ciclo combinado, formado por 49 grupos, apenas encuentra hueco para entrar en el sistema eléctrico español debido al recorte de la demanda, la preferencia de las renovables y el bajo precio internacional del carbón. En 2014 su producción se redujo el 12% y sólo cubre el 8% de la demanda eléctrica peninsular a pesar de contar con casi el 25% de la potencia instalada, con más de 27.000 megavatios. El exceso de capacidad habría sido mayor si todos los proyectos de centrales se hubieran ejecutado. 

 "Competencia urge a Industria a aprobar el sistema de hibernación, al que no tiene previsto acogerse ninguna de las dos centrales de Asturias"


Una decena de centrales de generación eléctrica de ciclo combinado cerrarán temporalmente al no cubrir sus costes fijos de operación y buena parte, incluso, podrían clausurarse definitivamente. Así lo estima la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) tras revisar la planificación realizada por el Ministerio de Industria y realizar un estudio de costes para evaluar las posibilidades de hibernación de los grupos de gas. Las dos centrales de Asturias, que están produciendo bajo mínimos, no se acogerán al sistema de hibernación, según su propietaria, EDP-HC.
El sobredimensionado parque español de centrales de ciclo combinado, formado por 49 grupos, apenas encuentra hueco para entrar en el sistema eléctrico español debido al recorte de la demanda, la preferencia de las renovables y el bajo precio internacional del carbón. En 2014 su producción se redujo el 12% y sólo cubre el 8% de la demanda eléctrica peninsular a pesar de contar con casi el 25% de la potencia instalada, con más de 27.000 megavatios. El exceso de capacidad habría sido mayor si todos los proyectos de centrales se hubieran ejecutado. En Asturias había proyectos en Gijón, Corvera, Langreo y Mieres.
En la "Propuesta de planificación de la red de transporte de energía eléctrica 2015-2020" elaborada por el Ministerio de Industria se prevé que unos 6.000 megavatios de ciclos combinados podrían acogerse al sistema hibernación este mismo años. Sin embargo, la CNMC corrige a la baja la demanda eléctrica y señala que podrían "hibernarse adicionalmente" otros 2.000 a 3.000 megavatios más hasta 2020.
Según la Comisión, unos 16 ciclos combinados no habrían conseguido cubrir sus costes fijos de operación y mantenimiento en 2014 o los habrían cubierto escasamente con sus ingresos vía mercado y pagos por capacidad (por estar disponibles como respaldo a las intermitentes energías renovables). La CNMC destaca que diez de esas centrales (que suman unos 5.000 megavatios) no contarán con una parte significativa de sus pagos por capacidad en 2015-2020. "Por tanto, cabría considerar que sus titulares pudieran plantearse una hibernación temporal de dichas plantas", dijo.
Los dos ciclos combinados asturianos, propiedad de EDP-HC, sólo generaron 331 gigavatios/hora en 2014, según Red Eléctrica. Soto de Ribera 4 funcionó 1.034 horas y generó 232 GWh, el 1,7% menos que en 2013. Soto de Ribera 5 funcionó 413 horas y produjo 79 GWh, el 2,4% menos. "Nuestra opción es mantener las centrales abiertas. Son muy flexibles para dar un buen respaldo al sistema y no nos hemos planteado la hibernación", señaló Miguel Stilwell, consejero delegado de EDP en España.