martes, 7 de agosto de 2012

Iberdrola y Endesa amenazan con dejar Garoña ante el 'impuestazo' de Soria


(de crisisenergetica.org)
Lo que grupos antinucleares no han logrado durante años al parecer lo va a conseguir las nuevas reglamentaciones que el ministro prepara para las electricas. Poco acostumbrados estamos a noticias buenas, aunque esta sea provocada por las nuevas políticas de ajustes y recortes. Se ve que no deben de ser tan rentable en estas condiciones.

Garoña afronta un futuro incierto. La pelea de años mantenida por Iberdrola y Endesa para evitar su cierre podría encallar con la tasa que maneja el Ministerio de Industria para las centrales nucleares y hidráulicas. Según aseguran fuentes del sector, los impuestos en ciernes hacen que los números ya no salgan tan claramente para la instalación. Al punto, ambas eléctricas –que comparten la titularidad de la planta- se plantean no solicitar la ampliación de su vida útil hasta 2019, como preveía una reciente orden ministerial. Si ese requerimiento no se produce, Garoña dejará de producir electricidad en julio de 2013.

“Endesa e Iberdrola se plantean no solicitar la prórroga si se aprueba el paquete fiscal. Piensan que sería una iniciativa no rentable, casi ruinosa”, aseguran estas fuentes. La decisión supondría una irónica –y última- vuelta de tuerca para la central. No en vano Garoña, desahuciada por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, afrontaba una segunda vida con el cambio de gobierno. El Partido Popular, tradicional partidario de la energía nuclear, se manifestaba a favor de prolongar la vida útil de la instalación al menos hasta 2019, en línea con las recomendaciones lanzadas en su día por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).
Ahora a ver cómo termina esta nueva fotonovela nuclear: son tan pocas las buenas noticias o esperanzas de ellas que merece la pena, ¿verdad?.