jueves, 29 de noviembre de 2012

Iberdrola cierra la central de Pasaia

Además Iberdrola cerrará su planta de  Lada 3 (150 MW  - funciona desde 1967) y el grupo de fuel Aceca 1 (Toledo, 315 MW, desde 1969) (*)
 
Después de 45 años produciendo electricidad y contaminando, Iberdrola cierra la central de Pasaia como había anunciado en junio. Será desmantelada antes de julio de 2015.

 La central térmica ha estado funcionando sin licencia ambiental y sin licencia de apertura: sólo disponía de una licencia provisional de actividad (1964). 

La central fue disminuyendo su producción original, en parte por la crisis que ha redundado en el consumo enérgetico y también por la carestía del combustible y otras formas más baratas de producción enérgetica. Por ejemplo: la central de Iberdrola deciclo combinado de Castejón no ha producido un kW en todo el año 2012! Con lo que se entiende que hay un exceso de producción y por otro unas presvisiones de más consumo con nuevos proyectos (TAV, etc) que o bien no se ralizado o llevan retraso. Además de estas centrales, Iberdrola y otras compañías tenían planes para construir muchas otras centrales y ampliación de existentes que no llevaron a cabo principalmente por la explosión de la burbuja inmobiliaria.  Pero lo que está claro es que la producción eléctrica no corresponde a la necesidad sino a negocio.El proyecto de puerto exteriro de Pasaia contemplaba un polo enérgetico (gasificadora, central de ciclo combinado, planta de biodiesel, etc) pero éste proyecto también se encuentra paralizado.


Las centrales térmicas de carbón como la de Pasaia son unas de las principales emisoras de gases de efecto invernadero, por la que existe un plan nacional de cierre progersivo de éstas dentro del Protocolo de Kioto. Siempre se ha comparado las emisiones de la central de Pasaia como mayor a la de todo el parque automovilístico de la provincia de Gipuzkoa: 14% maś!

La central de Pasaia producía energía con carbón proveniente de Rusia. A la contaminación asociiiada a la quema de ese carbón, por tanto, deberíamos unir la contaminación correspondiente a su transporte y el impacto ambiental y social de su extracción. El gobierno implementó en el 2010 una ley para asegurar el uso de carbón estatal en lugar del importado y que ha sido la razón de las grandes movilizaciones acontecidas este año en Asturias y León, pero lo cierto es que compañías como Iberdrola no la han cumplimentado: incluso para la central térmica de Lada en la zona minera asturiana (Langreo) Iberdrola se abestecía de importado!!

Su hisoria es una historia de conflicto en el entorno, por estar muy cerca de núcleo urbano (barrio de Bordalaborda): 25 metros! (ver Demanda de Greenpeace para un listado de anormalidades y despropósitos) Pero de la misma forma, sus humos y hollines afectaban a la poblada zona de la bahía de Pasaia (Lezo, Pasaia, Orereta, Donostia). Según el Grupo Antitérmica de Oarsoaldea la central era la cuasante del "90% de los cánceres y produce también enfermedades respiratorias y cardiovasculares, además de afectar al sistema nervioso y a la función reproductiva", así como emisora de dioxinas y furanos que provocan cáncer de forma directa.

Además de los humos con los consecuentes gases de efecto invernadero y contaminación en general, la central de Pasaia contaba con un deposito de carbón anexo el cual carecía de cubierta y que era fuente de hollín y polvo en toda la zona. La solución a la contaminación del puerto en general (el otro foco es el almazamiento de chatarra a la intemperie - curiosamente, el proximo destino que plantean para el solar que deje vacío Iberdrola!!) ya ha sido objeto de denuncias y reuniones de los ediles de los pueblos afectados, la última en enero pasado, pero siempre con el escollo insuperable de las empresas instaladas en el puerto y de la Autoridad Portuaria.
Del mismo modo la central está muy próxima de lugares naturales de interés como Jaizkibel, de Ulia y el parque de Aiako Harria.

 La central térmica ha estado funcionando sin licencia ambiental y sin licencia de apertura: sólo disponía de una licencia provisional de actividad (1964). Nunca se le concedió la licencia definitiva por imposibilidad de cumplir requisitos fundamentales relacionados con la proximidad a núcleo urbano y al monte Jaizkibel. La legalidad de la central fue exigida constantemente por el Ayuntamiento de Pasaia. En lo referente a instalaciones ubicadas en el término municipal de Lezo, Iberdrola tampoco contó nunca con una licencia.

Por otro lado, la Autorización Ambiental Integrada otorgada a la central en 2008 también era nula por fallos y omisiones de aspectos considerables: la central no puede considerarse preexistente al no estar adecuadamente legalizada conforme al RAMINP, aplica erróneamente el art. 22.6 de la ley 16/2002 y se vulnera también el artículo 54 de la Ley 30/1992, ignora el derecho de participación del Ayuntamiento de Lezo y el Ayuntamiento de Pasaia emitió informe de compatibilidad urbanística negativo. Además  no cumplio con el derecho a la información pues la documentación para realizar alegaciones se remitió pocos días antes de que terminara el plazo de exposición pública. Tampoco hubo constancia de que la compañía hubiera acreditado haber dado cumplimiento a los condicionantes recogidos en la AAI dentro del plazo estipulado, por lo que funcionó siempre ilegalmente.

 Con el cierre de esta central, se va reduciendo así la producción enérgetica de Iberdrola a partir de combuestibles fósiles (carbón, fueloil - ya se cerró la de Santurtzi: ver aquí). sin embargo, esta energía sucia y dañina contabiliza por el 23 % de la producida por esta compañía que se las da de verde y respetuosa con el medio ambiente (45 % si le añadimos las de ciclo combinado, más eficientes pero también basadas en fósiles (gas natural) y con grandes emisiones de efecto invernadero).