viernes, 18 de marzo de 2011

Pancarta en la Torre de Ibertrola: “Stop Nuclear”


Activistas de Ekologistak Martxan realizan una acción simbólica en Bilbao, para expresar su solidaridad con el pueblo japonés, denunciar la amenaza nuclear y reiterar la exigencia de cierre de la central nuclear de Garoña. Frente a la torre de Iberdrola, realizan un simulacro nuclear y cuelgan una pancarta gigante con el lema “Stop Nuclear”. Animan a participar en la Manifestación antinuclear que se realizará mañana, jueves 17 en Bilbao.
Activistas de Ekologistak Martxan se han concentrado esta mañana  (16-3-2011) en Bilbao, frente a la torre de Iberdrola para expresar su solidaridad con el pueblo japonés, denunciar la amenaza nuclear y reiterar la exigencia de cierre de la central nuclear de Garoña.
Mientras una veintena de activistas con banderas antinucleares realizaban un simulacro de accidente nuclear en la explanada del museo, otro trepaba por un edificio en obras junto a la torre de Iberdrola y desplegaba una pancarta gigante con el texto “Stop Nuclear”.
Con esta acción quieren denunciar la participación de Iberdrola en el sector nuclear español y particularmente en la central nuclear de Garoña y reiterar la exigencia de su cierre.
También animaban a participar activamente en la manifestación antinuclear y en solidaridad con el pueblo japonés que se realizará mañana 17 jueves en Bilbao, con salida a las 19:30 h. desde la plaza del Teatro Arriaga.
Durante el acto han leído el siguiente comunicado:
Ante la grave situación de sucesivos accidentes nucleares y alarma nuclear generalizada, que está sufriendo Japón tras el devastador terremoto y posterior tsunami, Ekologistak Martxan quiere manifestar su solidaridad con el pueblo japonés y otros pueblos que se verán afectados por estos hechos, mostrar su preocupación por las consecuencias gravísimas sobre las personas y el medio ambiente y hacer públicas algunas reflexiones sobre estos hechos.
La situación ahora mismo en las centrales nucleares de Fukushima (explosiones en 3 reactores y problemas en los otros 3, constantes escapes radiactivos y una alarma nuclear generalizada) y otras centrales japonesas, en una situación todavía descontrolada y en constante evolución, debe hacernos reflexionar sobre el grave riesgo que supone la producción de electricidad mediante reactores nucleares.
              
Japón, que siempre se ha caracterizado por su avanzada tecnología -y según la industria nuclear por sus ejemplares reactores atómicos-, se sitúa hoy en el ojo del huracán, al estar en puertas de una posible hecatombe nuclear. Varias centrales nucleares japonesas, que alardeaban de estar construidas para resistir los mayores terremotos, no han podido llevarse a parada segura en su totalidad. La energía nuclear, heredera de la bomba atómica, está expuesta a catástrofes naturales, ataques terroristas y fallos humanos y técnicos. Japón, que ya sufrió las consecuencias del uso militar del átomo, conoce y padece hoy los efectos más perversos del uso civil.
Estos riesgos se acrecientan con la avanzada edad de sus reactores, que se pretenden prolongar durante más años del que fueron inicialmente construidos, al igual que en el estado español, sin ninguna justificación técnica, económica, o de abastecimiento energético.
Por eso, hoy queremos denunciar una vez más el riego nuclear al que estamos sometidos de forma constante buena parte de las sociedades y pueblos del mundo. Y queremos recordar que muy cerca de nosotr@s tenemos un reactor nuclear de la misma tecnología y época que los reactores accidentados en Fukushima. El primer reactor afectado, el número 1, es de igual tecnología (BWM o agua en ebullición), similar potencia (460 Mw) y similar edad (conectada en 1971) que el reactor de Santa María de Garoña y había sido presentado por Nuclenor como “una central nuclear hermana”. Esta estrecha relación explicó la vista de técnicos japoneses a Garoña el pasado mes de junio, que Nuclenor presentó como una muestra más de la seguridad tecnológica de la central.
Desde Ekologistak Martxan queremos reiterar nuestra exigencia de cierre inmediato de la central nuclear de Garoña y pedimos al gobierno que adopte esta decisión sin más demora y sin agotar la última prórroga concedida hasta el 2013. Porque vivir sin nucleares es posible y deseable. Porque la energía de Garoña no es necesaria ni barata. Porque no queremos vivir acogotados por el miedo a la amenaza nuclear.
Por todo ello, hemos decidido convocar una Manifestación en Bilbao para el próximo jueves 17 de marzo, que partirá a las 19:30 de la tarde desde la Plaza del Teatro Arriaga hasta la plaza de Euskadi (frente a la torre de Iberdrola).
Invitamos a toda la sociedad, especialmente a aquellas organizaciones sociales, ciudadanas, sindicales y políticas que han venido exigiendo el cierre de la central nuclear de Garoña, a apoyar activamente esta manifestación.


Repercusión en medios:

nytimes

Video.
TELEBERRI 1 16/03/2011: minuto 13´:30”