viernes, 4 de abril de 2014

IberdrOSADIA


Ha pasado marzo, mes en el que se cumulan conmemoraciones y efemérides en el plano ambiental y energético, y además otros días señalados como lo son las Juntas de Accionistas de la transnacionales locales, BBVA e Iberdrola, que cada año lo organizan en este mes, bien compinchadas, una siempre el segundo viernes (BBVA) y la otra (Iberdrola) el último. Este marzo sumamos a estas celebraciones la visita a Bilbo del FMI junto a toda la caterva de dirigentes estatales y de transnacionales energéticas, financieras y demás.

En marzo se celebran los días, además del de las mujeres (gora emakumeon borroka!) de los grandes embalses (el 14 – sí, coincidía con la Junta de Accionistas de BBVA), y el día del Agua el 22. También el 5 el día de la Eficiencia Energética y el 15  el de la/el consumidora.
Pero en marzo se marcan también dos aniversarios trágicos: el 11 de marzo, el accidente de Fukushima del 2011, el 24 el hundimiento del petrolero Exxon Valdez (1989) y el 28 de marzo, el de Three Mile Island en Harrisburg (EE UU) en 1979. Aniversarios también significantes en la actual coyuntura con la posible reapertura de la central nuclear de Garoña tras aprobación por el Gobierno de un real decreto a finales de febrero. El accidente de Three Mile Island fue definitivo para la aprobación de una moratoria nuclear que eliminaba la construcción de nuevas centrales con lo que supuso para Euskal Herria. Al parecer esta moratoria ya no es vigente desde la liberalización de la comercialización eléctrica. El CSN ya ha anunciado que legalmente se podrían abrir nuevas centrales y que de hacerse estás se emplazarían en lugares donde ya existen otras.
Sin embargo, la efemérides de Fukushima si algo nos recuerda es los posibles efectos drásticos de esta energía (otros efectos como el que suponen los residuos, la extracción de uranio, etc también están latentes día tras día) y que resultó en que muchos países abandonaran sus programas nucleares. Está visto que no es por lo que ha abogado el gobierno español, que parece que lejos de ver los riesgos cada vez más eminentes, se empeña en continuarlos e intensificarlos. En este caso, la beneficiada  sería también Iberdrola (junto a Endesa formando Nuclenor).
Los esfuerzos por el gobierno de re-abrir Garoña ya se mostraron cuando el gobierno planteó el correr con los 120 millones que Nuclenor tenía que hacer frente para solventar sus deficiencias. Pero Nuclenor mantiene el pulso como cuando decidió no solicitar la próloga dejando al gobierno plantado. Y es que en el último tiempo y sobre todo en el último mes hemos observado un engrandecimiento de Iberdrola no sólo a nivel físico y arquitectónico sino también a nivel de poder político. La arrogancia de Ibertrola por su máximo dirigente, su presidente Sánchez Galán se ha ido demostrando una y otra vez en estos últimos días, como  cuando ante planteamientos de garantizar electricidad desde las instituciones (propuesta de la Junta de Andalucía) a aquellos que no tenían posibilidades económicas, espetó aquello de que esa política del “todo gratis” – lo denominó é l- otra frase que va a hacer historia- nos había llevado a esto que llaman crisis (nosotros nos adherimos a los que lo denominan estafa).
Galán tuvo el rostro de espetar eso, el hombre mejor pagado del Ibex 35, el directivo de energéticas mejor pagado (5 veces más que el de E.on o 30 (!!) veces más que el de la 3ª japonesa, mucho mayor que Iberdrola)  teniendo en cuenta la situación española o el tamaño de su compañía. El dirigente de una empresa que se beneficia tanto de subsidios (a renovables por parques eólicos, moratoria nuclear, seguridad nuclear, etc), al que el gobierno se planteaba financiar esos 150 millones de Garoña, o que se aprovechaba de la contribución municipal de 20 millones para construir su nueva y ostentosa sede en Bilbo.
Eso sí, lanzaron una gran ofensiva publicitaria (otras grandes energéticas como Endesa se sumaron) presentando la última subida de la luz como responsabilidad del gobierno. Pero está claro que su macro-sueldos y macro-beneficios sólo se entienden con macro-tarifas y subsidios públicos.
A raíz de esta concesión de 20 millones desde el ayuntamiento de Bilbo, hacía Galán su última declaración con motivo del fallecimiento del alcalde de Bilbo, Azkuna, que gracias a él, Iberdrola era más vasca (y gracias a los bajos impuestos que así se ve obligada a pagar, claro) . Claro, porque teniendo en cuenta los últimos movimientos, Iberdrola estaría claramente en cualquier otro sitio, como bien lo han planteado en más de una ocasión, como con el Plan Ibarretxe (30-10-2003) ante lo que  planteaban como posible independencia... pero como decimos, en esa decisión también entran otros intereses de índole económica, tan importantes para la transnacional.
 Ya lo había dejado patente en sus declaraciones previas a la junta  en febrero al presentar los nuevos objetivos de inversión para la compañía fuera del estado debido a la política del gobierno, en concreto a la regulación, optando por países con – según él- más estabilidad  regulatoria.
Su postura no es otra que de fuerza, una fuerza adquirida por las energéticas que conforman un oligopolio capaz de dictar e influir en política y en el modelo energético tan descaradamente (a parte de sus conexiones con gobiernos e instituciones por tener consejeros que antes fueron representantes políticos, o a parte del lobby que ejercen:  Iberdrola destina millones a ejercer presión política y se vale de más de diez grupos distintos de presión o lobby). Galán argumentó que invertirían en países donde las condiciones son mejores, siendo Brasil y México (23 % de su producción) junto a los estados Unidos y  Reino Unido los únicos países extranjeros en los que opera en producción y comercialización energética.
Al poco, en vísperas de la Junta, en plena campaña publicitaria, Galán aparecía con el ex-presidente brasileño Lula. Este corroboró el papel de Iberdrola a nivel energético en Brasil. Por fines publicitarios, Iberdrola limitó ese papel al programa “Luz para todos” (muy lucrativo por cierto, sobre todo cuando consideramos que Iberdrola en 2011 ya tenía más clientes en Brasil que en el estado y el potencial en un macro-país como Brasil!). Pero desde Brasil, la política energética de Lula y continuada por Dina Rousseff ha sido muy criticada por basarse en la macro-producción a partir de sus grandes recursos hídricos pero con un gran impacto ambiental y social (miles de desplazad@s y sin-tierra), y por priorizar la satisfacción industrial transnacional con el fin de actuar como aliciente para su asentamiento en Brasil. La energía es ofrecida gratis a estas grandes compañías. Y para las energéticas, el uso de los recursos hídricos[i] (agua de embalses) también es gratuito, lo que sumado al gran margen de beneficio de este tipo de energía (no precisa combustibles, etc) la convierte en todo un chollo!
Normal que Iberdrola prefiera invertir en otros sitios: Iberdrola (a través de Neoenergia) gracias a la oportunidad que brindan los ajustes estructurales de privatización, se hizo con COELBA y COSERN (1997), y CELPE (2000) en total por 1,9 mil millones euros, que según sus beneficios netos , pagó casi en su totalidad en dos años y ocho meses. En 2011 compró Elektro por 1.618 millones de euros, que pagó al contado. Elektro tenía 2,8 millones de clientes!
En su actividad brasileña Iberdrola también participó en el concurso para construir la polémica (ilegalizada en numerosas ocasiones desde la dictadura) represa de Belo Monte, en la Amazonía[ii]: será la 3ª mayor represa del mundo con unos impactos que dan para otro artículo. Formó consorcio con otras empresas privadas (a cada cual peor) pero el proyecto se lo adjudicó el rival conformado por empresas públicas. Estas macro-empresas públicas que nada difieren de otras las transnacionales al uso, son uno de los cimientos del nuevo impulso económico brasileño. Como también lo es la combinación público-privada: Iberdrola era incorporada al consorcio ganador Norte Energía.
Ahora, además le sumamos la nueva contribución del gobierno brasileño a las transnacionales, como denuncia el MAB (Movimiento de Afectad@s por Represas) con una transferencia a las distribuidoras de electricidad de 6.718.530.000 euros. De estos,  13 mil millones provendrán del Tesoro Nacional. El resto se le cargará a la población a través de  aumentos de tarifa de hasta el 30 % ! Sin embargo, este aumento tarifario  se pospone hasta el 2015, después de las elecciones, para no incidir en el voto. Recordemos la revuelta que aconteció en junio del año pasado (2013), un proceso pseudo-revolucionario que nunca antes había tenido lugar en Brasil, y que tenía al aumento tarifario (más en concreto el de transporte) como principal causa.
 Con lo que tenemos que estas transnacionales e Iberdrola en particular, replican las mismas formas en otros países, y entre una cosa y otra, la posición y concesiones que ha conseguido en Brasil le suponen un auténtico chollo, que hace incluso que lo utilice para conseguir similares condiciones en el estado español!
Por otra parte en México ha conseguido convertirse en la primera distribuidora y productora eléctrica privada. El gobierno de Calderón consintió a Iberdrola evadir la normativa y consiguió el contrato de distribución eléctrica de la empresa Luz y Fuerza, cuando en México la venta y producción de energía está limitada al estado y contratos por los tiene asegurada la venta de toda la energía que produzca durante 25 años. Iberdrola fue objeto de investigaciónen México  por supuesto cohecho, tráfico de influencias y sobornos a funcionarios públicos para obtener permisos. Actualmente está procesada por contratos de obra pública por más de 6 mil millones de dólares,  denunciada por cobros abusivos en algunos de los cuales están hoy bajo investigación judicial.
En México, su producción energética se basa en los ciclo combinados, centrales con gran impacto ambiental y contribuidoras de muchas emisiones de gases de efecto invernadero. Para este país, Iberdrola ha anunciado la construcción de dos nuevas centrales de este tipo.
En ese expansionismo, Iberdrola también ha actuado en Venezuela, donde le acusaron de sobre-presupuestar el proyecto de central  de ciclo combinado y cancelaron su contrato, en Bolivia, donde le fueron nacionalizadas sus subsidiarias por no satisfacer las necesidades locales, en Guatemala  donde también le fue expropiada su subsidiaria Empresa Eléctrica de Guatemala (EEGSA) y por la que tuvo que pagar a 5,3 millones de dólares a órdenes del CIADI, y en Colombia donde vendió sus activos.  Con lo que vemos que Iberdrola acumula malas práctica en muchos países y que ha seleccionado muy bien dónde invertir para así garantizar máximos beneficios.  Pese al cese de actividades en esos países, sólo con su presencia en Brasil y México más Reino Unido y Estados Unidos, hace que más  de la mitad de los beneficios de Iberdrola provengan del extranjero. Viendo ahora cual es su actuar en Brasil y México comprobamos que estos provienen de una situación privilegiada y de favoritismo que hace que se entiende este trasvase de capital como un claro caso de neocolonialismo.
Está claro que esa osadía y poder con la que Ibertrola ha actuado en el pasado es reproducido en el exterior, pero sobre todo, continúa siendo su seña de identidad allá y aquí.

Resistencia aquí y en otros lugares
Esas fechas las tuvimos presentes aquí, siendo motivo para salir nuevamente a la calle, así como en esos otros países en los que Iberdrola ha decidido intensificar su actividad, las personas se rebelan en esas fechas señaladas contra ella y contra ese modelo que se impone con grandes oligopolios enérgeticos y con grandes proyectos.
 El 14 de marzo , miles de Afectad@s se movilizaron en 10 estados de Brasil para reclamar una la Política Nacional de los Derechos para las Poblaciones Afectadas por Represas (PNAB ) y denunciar el aumento en las tarifas de energía  eléctrica. Según informaba el MAB (Movimiento de Afctad@s por las Represas) que coordinaba estas movilizaciones, en  Altamira, ciudad próxima a las obras del embalse de Belo Monte,  la lucha de l@s afectad@s de la Central de Belo Monte obligó a Norte Energía  a asumir acuerdos para atender una lista de reivindicación de ést@s. En Paraná, la movilización hizo que el gobernador del Estado, Beto Richa, se comprometiese a  crear una política estatal de derechos para l@s afectad@s. En  Minas Gerais, afectadas paralizaron a circulación de los trenes de otra de las grandes compañías, la Vale, por 10 horas y consiguieron una negociación entre el MAB, la empresa Vale y el Gobierno Federal.
Mientras en Tehuentepec, zona que ha sido objetivo de las transnacionales enérgeticas para imponer proyectos eólicos en tierras comunales y donde Iberdrola cuenta con tres megaparques eólicos, se celebró el 29 de marzo el Congreso Nacional Indigena  (CNI- Istmo) en la comunidad indígena zapoteca declarada “autónoma” de Álvaro Obregón. En él participaron representantes de los pueblos afectados: binnizá (zapoteca), ikoot (huave), ayuuk (mixe), chol, nuntaj+yi (popoluca), nahua, zoque y mestizos de los Estados de Oaxaca, Veracruz, Chiapas y el DF, así como visitantes de Italia, Francia y Estados Unidos, y  Brigadas de Paz Internacional (PBI).
 Además de los macro-parques eólicos, las comunidades y el CNI se enfrentan a otros proyectos extractivistas y mineros como es el caso del cerro de Santa Cruz Igu (Ixtepec),  San Miguel y Santa Maria Chimalapa y en la Sierra Nuntaj+yi y Santa Marta (Veracruz).
Desdichadamente, también continúan las presiones y agresiones contra ello, como denuncia la Asamblea Comunitaria de Álvaro Obregón, como los ataques acaecidos el 27 de marzo y otro el 31 de marzo, o con detenciones como el 22 de marzo. Ante estas situaciones el pueblo continúa movilizándose y resistiendo pacíficamente como fue el caso de la CARAVANA motorizada del 9 de marzo contra la criminalización.








[i] las generadoras especulan y cargan un valor 25 veces mayor por la energía comercializada. La energía de hidroeléctricas ya amortizadas podría ser comercializada a 33 reales,  pero sin embargo se comercializa a 822,83 reales por 1.000 kW!! (información del MAB)

[ii][ii] Iberdrola participa en Belo Monte a través de Neonergía quien controla un 10 % del proyecto bajo el nombre de Belo Monte Participações