lunes, 9 de septiembre de 2013

Flashmob exigiendo el cierre de Almaraz

Una manifestación con cerca de 200 personas recorrió el centro de Navalmoral de la Matael 8 de septiembre para pedir el cierre de esta central operada por Iberdrola junto a Unión Fenosa y Endesa.



A ritmo de 'Vivir así, es morir de amor', de Camilo Sesto, con la letra retocada y transformada en 'Vivir así, no es la solución'. Así pidieron ayer en Navalmoral de la Mata los integrantes de la Plataforma Antinuclear de Extremadura el cierre de la central nuclear de Almaraz y de todas estas instalaciones y una apuesta decidida por las energías renovables.
Antes lo habían hecho representantes de los colectivos que componen la plataforma a las puertas de la CNA, recordando los desastres de Chernobyl o Fukushima, la producción creciente de las energías limpias sin riesgo alguno, el hecho de la que la mayoría de los países europeos hayan decidido el cierre paulatino de sus plantas o la opinión mayoritaria de los vecinos de Extremadura, y del conjunto de España, para que se cierren.
El programa que habían elaborado para esta edición de la habitual jornada antinuclear del Día de Extremadura ya indicaba que iba a ser muy diferente a las anteriores, cuando se solían celebrar con una manifestación hasta la central nuclear de Almaraz y distintas intervenciones en sus accesos. Esta vez sus promotores han querido que tuviera un tono más lúdico, a la vez que abrirse a la sociedad en general y propiciar un encuentro de los colectivos antinucleares alrededor de distintas actividades.
La manifestación arrancó sobre las doce y media desde el edificio multiusos con cerca de 200 personas, con las pancartas y los eslóganes habituales en defensa de las energías renovables y contrarias a la industria nuclear y a quienes la autorizan y defienden.
Fue en el Jardincillo donde la manifestación se transformó en una original y cuidada coreografía que protagonizaron cerca de 40 personas bailando e interpretando canciones conocidas de las que han mantenido la música pero cambiado la letra, para hacer referencia a la energía nuclear o a las renovables.
Intervenciones
Tras la actuación intervino Paca Blanco, de Ecologistas en Acción, que entre otras cosas dijo que la justificación del empleo para seguir defendiendo la central nuclear ya no vale, puesto que habría muchos más puestos de trabajo si dejara de funcionar y se desmantelara, además de recordar las cantidades millonarias que han recibido y reciben los alcaldes del entorno «que se gastan en verbenas y vaquillas en lugar de pensar en el futuro de sus pueblos».
También tomaron la palabra José María González Mazón, presidente de Adenex; un representante del movimiento antinuclear portugués o un miembro de la plataforma creada en Villar de Cañas en contra de la construcción del almacén temporal centralizado en esa población castellana.
La manifestación completó después su recorrido por el peatonal y la calle Antonio Concha hasta el parque de las Minas, entre la curiosidad y la indiferencia de los pocos vecinos que había a esas horas por la calles de Navalmoral de paseo o tomando cañas. En las Minas se abrieron varios stands de los colectivos participantes y compartieron una comida ecológica, además de presentar la plataforma Por un nuevo modelo energético y disfrutar de distintas actuaciones en un Día de Extremadura diferente.