viernes, 26 de octubre de 2012

Iberdrola registra un beneficio de 2.401 millones hasta septiembre y nuevo plan de inversión


Iberdrola registró un beneficio neto de 2.401 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un aumento del 12% respecto al mismo período del ejercicio anterior, pese a la caída del 36% del resultado en España, según informó ayer la eléctrica a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

Además, Iberdrola ha diseñado un plan estratégico para el período 2012-2014 en el que contempla un recorte de las inversiones del 37 % con respecto al trienio anterior, hasta una media de 3.500 millones de euros anuales, y en el que estudiará desinversiones por valor de hasta 5.000 millones de euros. El grueso de las inversiones se concentrará en el Reino Unido (hay varios proyectos eólicos en marcha) y en Latinoamérica

AEl objetivo de la compañía es reducir la deuda neta en 6.000 millones de euros en los próximos tres años, en un entorno "adverso" caracterizado por la crisis económica y por las distintas velocidades de recuperación en los diferentes países en los que opera el grupo, anunció Sánchez Galán.

Asimismo, y sobre la reducción de personal, el grupo dispone de un plan de salida de empleados que afectará a 1.200 trabajadores en el periodo 2012-2014. No obstante, fuentes de la eléctrica indicaron que en el estado española ya se acometió este año el proceso de salida pactada de 400 trabajadores y que no está previsto que haya más supresión en el país de fuerza laboral.


El negocio nacional de Iberdrola sólo representa ahora un 25 % de total de los resultados del grupo y explica en parte que la compañía que preside Ignacio Sánchez Galán haya concentrado en España gran parte del ajuste de plantilla de 1.400 personas, ya en gran parte ejecutado. Han salido "de forma pactada" 400 personas de la empresa en España y no está previsto que haya más supresión en el país de fuerza laboral.


Iberdrola invertirá €10 mil 500 millones (37% menos que en el trienio 2009-2011) entre el 2012 y el 2014, y de ellos el 23% se destinará a Latinoamérica y el 42% en Reino Unido así como en los negocios de redes y renovables (según el Plan Estratégico remitido por Iberdrola a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNVM)).